Noticias

Una mirada más cercana a la imagenología del cáncer

novem-blog
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Los procedimientos de imágenes crean imágenes de partes internas del cuerpo que ayudan al profesional de la salud a ver si hay cáncer. También pueden mostrar si ciertos tratamientos de cáncer están dando resultado.

Antes de un procedimiento de diagnóstico por imágenes, pídale a su médico que le explique por qué es necesario y cuáles son los riesgos y beneficios.

Algunos de ellos también pueden causar daño celular que lleva al cáncer. Sin embargo, los riesgos de cáncer de estos procedimientos son muy bajos y los beneficios casi siempre superan los riesgos.

Algunos diagnósticos por imágenes para detectar el cáncer son:

Radiografía:

Usa dosis bajas de radiación para crear imágenes del interior del cuerpo.

Tomografía por emisión de positrones (TEP):

La tomografía por emisión de positrones usa un marcador, una cantidad pequeña de material radioactivo que fluye a través la sangre. Se acumula en ciertos tejidos. Luego, la máquina crea imágenes tridimensionales que muestran dónde se acumula el marcador en el cuerpo. Estos estudios muestran cómo funcionan los órganos y tejidos y si hay enfermedad. El cuerpo elimina rápidamente la sustancia radiactiva.

Tomografía computarizada (TC):

Utiliza una máquina de rayos X conectada a una computadora que toma una serie de imágenes detalladas de los órganos. Primero se puede recibir un material de contraste (que se inyecta o ingiere) para resaltar partes internas del cuerpo. Esto ayuda a definir el aspecto de regiones específicas del cuerpo y la enfermedad.

Ecografía:

Las ondas ultrasónicas son ondas sonoras que el oído humano no puede detectar. Las ondas rebotan en los tejidos internos del cuerpo. Durante una ecografía, el profesional de la salud usa una sonda en la piel para detectar los ecos y un pequeño escáner para crear una imagen a partir de ellos. Esta imagen se conoce como ecografía.

Resonancia magnética (RM):

Las máquinas de resonancia magnética usan un imán potente conectado a una computadora para formar imágenes detalladas del cuerpo. Primero se puede recibir un material de contraste (que se inyecta o ingiere) para resaltar partes internas del cuerpo. Esto ayuda a definir el aspecto de regiones específicas del cuerpo y la enfermedad. El profesional de la salud puede ver estas imágenes en un monitor y las imprime en una película.

Gammagrafía:

Al igual que las tomografías por emisión de positrones, las gammagrafías nucleares utilizan un marcador radiactivo que se inyecta en el torrente sanguíneo. Este material luego se acumula en ciertos tejidos del cuerpo. Una máquina llamada escáner detecta y crea una imagen de computadora de los sitios del cuerpo adonde el marcador va después de que se inyecta. El cuerpo elimina rápidamente la sustancia radiactiva.