Noticias

Se cumple un año del contagio del primer paciente de Covid-19 en Wuhan, ¿qué hemos aprendido?

Tiempo de Lectura: 2 minutos

A lo largo de este 2020 el tema más comentado ha sido la Covid-19. No se trata de algo menor porque se ha convertido en el mayor problema de salud de los últimos 100 años. La generación actual nunca se había enfrentado a una guerra de este tipo provocada por un virus. A la fecha se pueden apreciar sus estragos en todos los ámbitos. Desde los hábitos sanitarios hasta el estilo de vida han sufrido una transformación total. Mientras tanto, el mundo permanece a la espera de respuestas que permitan un retorno a las actividades cotidianas.

A manera de recuento, fue el 31 de diciembre de 2019 cuando se notificaron los primeros casos de una extraña neumonía de Wuhan, China. Debido al aumento de personas afectadas la noticia adquirió importancia a nivel nacional y muy pronto también sería comentada en el resto del mundo. Sería hasta varias semanas después que se identificó que el causante de la enfermedad era un nuevo virus nombrado SARS-CoV-2.

Aunque en un inicio se llamó al problema simplemente como coronavirus, después se le asignó el apelativo de Covid-19 que permanece hasta nuestros días. En tanto que la gravedad y expansión fue tan grande y en muy poco tiempo que el 13 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció que el brote ya era una pandemia.

El primer caso oficial en el mundo

Por su parte, de acuerdo con el periódico South China Morning Post, el primer caso confirmado de esta nueva enfermedad fue reportado el 17 de noviembre de 2019. El afectado fue un hombre de 55 años de edad, quien a los pocos días falleció. Por lo tanto, de manera oficial hoy se cumple un año de que esta nueva infección hizo su aparición en humanos.

Mientras que a pesar del tiempo transcurrido, todavía no ha sido posible conseguir un control real. Además permanecen sin respuesta algunas de las pregunta principales. No se ha podido demostrar con certeza la manera en que el virus pasó de los animales a las personas. También falta por conseguir una vacuna contra la enfermedad, aunque parece que la posibilidad cada vez es más cercana.

Por otra parte, dentro de lo que se ha aprendido a lo largo de los últimos meses es que se trata de una infección que tiene varios métodos de transmisión. Ahora se sabe que el virus puede permanecer activo en el aire, por lo que el uso de cubrebocas ayuda a evitar contagios.

¿Y si en realidad no surgió en China?

En tanto que a pesar de todo lo anterior, también existen teorías que afirman que el virus ya estaba presente en humanos desde antes. Inclusive se ha señalado que su origen no habría sido en China sino en Europa. Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Milán indica que el patógeno ya se encontraba presente en Italia desde septiembre de 2019.

A su vez, también se ha llegado a manejar que el virus no llegó al humano de manera natural por zoonosis sino que fue creado dentro de un laboratorio. Aunque el mayor inconveniente es que nadie ha podido demostrar que eso sea verdad. Al final, aunque pasa el tiempo todavía falta mucho por investigar y descubrir. Mientras tanto, lo mejor que se puede hacer es seguir las indicaciones generales de las autoridades para evitar más contagios.