Noticias

Pronosticar con días de antelación el riesgo de ataques epilépticos

Tiempo de Lectura: 2 minutos

La epilepsia es una enfermedad crónica caracterizada por ataques epilépticos recurrentes, breves tormentas de actividad eléctrica en el cerebro que pueden causar convulsiones, alucinaciones o pérdida de la consciencia. Durante décadas, los investigadores de la epilepsia de todo el mundo han trabajado para identificar patrones de actividad eléctrica en el cerebro que señalen la llegada futura de un ataque, pero hasta ahora han tenido un éxito bastante limitado. En parte, esto se debe a que la tecnología no ha dado más de sí, permitiendo tan solo el registro de la actividad cerebral durante días o semanas como máximo, y en hospitales o instalaciones similares, para lograr pronósticos con antelaciones que no superan los minutos.

Los patrones de actividad cerebral pueden utilizarse para pronosticar el riesgo de ataques epilépticos en pacientes con epilepsia con varios días de antelación, según un nuevo análisis de datos realizado por neurocientíficos de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos), así como la de Berna y la de Ginebra, ambas en Suiza. Los datos analizados se han obtenido de implantes cerebrales clínicamente aprobados.

Durante los últimos cuarenta años, los esfuerzos encaminados a predecir los ataques epilépticos se han centrado en el desarrollo de sistemas de alerta temprana, que en el mejor de los casos pueden dar a los pacientes advertencias con solo unos segundos o minutos antes del inicio del ataque. Esta es la primera vez que alguien ha podido predecir el riesgo de ataques epilépticos de manera fiable con varios días de antelación, lo que podría permitir a las personas organizar su agenda dependiendo de si están en situación de alto o bajo riesgo. Así lo destaca el Dr. Vikram Rao, del equipo de investigación.

Rao es pionero en el uso de un dispositivo de estimulación cerebral implantable que puede detener rápidamente un ataque epiléptico estimulando con precisión el cerebro del paciente ante los primeros signos de un ataque inminente. Este dispositivo, llamado Sistema NeuroPace RNS, también ha hecho posible que el equipo de Rao estudie la actividad cerebral relacionada con la epilepsia registrada durante muchos meses o incluso años en los pacientes mientras llevan una vida normal.

Recreación artística del concepto de pronóstico de ataque epiléptico, comparable, en algunos aspectos, al de los pronósticos meteorológicos. (Ilustración: Mélanie Proix)

Al analizar estos datos, el equipo de Rao y Maxime Baud recientemente descubrió que los ataques epilépticos son menos aleatorios de lo que parecen, identificando ciclos semanales y mensuales de “irritabilidad cerebral” que predicen una mayor probabilidad de sufrir un ataque. En el nuevo estudio, los investigadores constataron que estos patrones regulares pueden utilizarse para confeccionar pronósticos clínicamente fiables del riesgo de tener un ataque epiléptico. Por supuesto, un elevado riesgo de sufrir tal ataque no significa necesariamente que vaya a ocurrir, tan solo que hay un aumento significativo del riesgo de que suceda, como pasa con los pronósticos del tiempo meteorológico que anuncian el riesgo de que se desencadene una tormenta en una región determinada.

El estudio, titulado “Forecasting seizure risk in adults with focal epilepsy: a development and validation study“, se ha publicado en la revista académica The Lancet Neurology. (Fuente: NCYT de Amazings)

Acerca del Autor

novemadmin

Agregar Comentario

Clic aquí para dejar un comentario