Noticias

Primera vacuna nasal contra la Covid-19 y gripe inicia ensayos clínicos

novem-noticia
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Mientras hace un par de días AstraZeneca detuvo su ensayo de una prometedora vacuna contra la Covid-19, las demás farmacéuticas continúan con sus trabajos. A la fecha suman nueve las que se encuentran en la fase final de pruebas y se espera que antes de que concluya este 2020 se obtengan los primeros resultados. En caso de mostrar que generan anticuerpos y no provocan efectos adversos mayores se podría iniciar su comercialización alrededor del mundo.

A pesar de lo anterior la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reducido sus expectativas. Con base en los nuevos pronósticos se estima que las campañas masivas de vacunación podrán iniciar hasta el 2022. Antes de la fecha sólo podrían fabricarse insumos limitados que serían destinados a los grupos vulnerables como adultos mayores y personal médico.

Primera vacuna vía nasal contra la Covid-19

Ahora bien, dentro de los proyectos de vacuna que están en desarrollo ha llamado la atención uno por consistir en una aplicación vía nasal. Es el único de su tipo y muy pronto podría ser una realidad. Es desarrollado por la Universidad de Xiamen, la Universidad de Hong Kong y la compañía biotecnológica Wantai.

Después de concluir de forma exitosa la fase de pruebas preclínicas, la Administración Nacional de Productos Médicos de China autorizó al proyecto de vacuna poder continuar. De esta manera se alista para iniciar sus primeros ensayos en un pequeño grupo de humanos con la esperanza de que se mantengan los mismos resultados.

Por una parte, este proyecto es novedoso porque su aplicación es mediante un espray nasal. Por lo mismo, es una opción ideal para las personas que temen a las inyecciones y por lo mismo reniegan de las vacunas.

Doble protección única en el mundo

A su vez, también ofrecería un segundo beneficio aunque de momento todavía no se ha podido comprobar si realmente funcionaría. De acuerdo con los desarrolladores, además de generar inmunidad ante la Covid-19 también lo haría con la gripe.

Los científicos a cargo mencionan que lo anterior sería posible gracias a que han empleado fragmentos de espícula del SARS-CoV-2 en virus atenuados de la gripe estacional común. Con esto se lograría protección contra ambas enfermedades.

Con base en los planificado, la fase 1 de ensayos clínicos iniciará en noviembre con un centenar de voluntarios en China. Se tiene previsto que si todo avanza sin complicaciones, transcurrirá un año para poder superar las 3 etapas clínicas que se requieren para poder concretar la vacuna. De tal forma, sería hasta finales de 2021 cuando el proyecto estaría listo para poder ser comercializado.