Noticias

Nivel de ejercicio físico de la madre durante el embarazo y función pulmonar del bebé

Tiempo de Lectura: 2 minutos

En una investigación cuyos resultados se han hecho públicos recientemente, se examinó el nivel de ejercicio físico de mujeres embarazadas y la función pulmonar de sus bebés.

 

El equipo de Hrefna Katrin Gudmundsdottir, de la Universidad de Oslo en Noruega, evaluó datos de 814 bebés sanos nacidos en Oslo y en la ciudad sueca de Estocolmo.

 

Gudmundsdottir y sus colegas pidieron a las mujeres que completaran cuestionarios sobre su salud, estilo de vida, factores socioeconómicos y nutrición, a las 18 semanas del embarazo y a las 34. Las mujeres informaron de la frecuencia con la que hacían ejercicio, durante cuánto tiempo y con qué intensidad a las 18 semanas y luego se clasificaron como inactivas, bastante activas o muy activas.

 

Las mediciones de la función pulmonar se realizaron cuando los bebés tenían unos tres meses de edad.

 

El análisis de la información recopilada indica que hay más probabilidades de que un bebé tenga una menor función pulmonar cuanto menor sea la actividad física de la madre durante el embarazo, en comparación con los bebés de madres físicamente más activas.

 

De los 290 bebés de madres inactivas, el 8,6% (25) estaban en el grupo con la función pulmonar más baja, mientras que solo el 4,2% (22) de los 524 bebés de madres activas estaban en este grupo.

 

[Img #64924]

Los resultados del nuevo estudio sugieren que el nivel de actividad física durante el embarazo está relacionado con el nivel de eficiencia de la función pulmonar en la descendencia. (Foto: James Gathany / CDC)

 

Estudios anteriores demostraron que las personas que en su infancia tuvieron una función pulmonar baja, tienen en etapas posteriores de su vida un mayor riesgo de padecer asma, otras enfermedades pulmonares obstructivas y una menor función pulmonar. Por lo tanto, tal como razona Gudmundsdottir, es importante explorar los factores del embarazo que pueden asociarse con la función pulmonar en los bebés. Si ser físicamente activa durante el embarazo puede reducir el riesgo de deterioro de la función pulmonar del bebé, el ejercicio físico sería una forma sencilla y de bajo coste de mejorar la salud respiratoria de la descendencia.

 

Los resultados de la investigación fueron presentados por Gudmundsdottir en un congreso virtual de la ERS (European Respiratory Society). (Fuente: NCYT de Amazings)

Acerca del Autor

novemadmin

Agregar Comentario

Clic aquí para dejar un comentario