Noticias

¿Mi hijo debería usar cubrebocas? Solo si los niños tienen más de 2 años

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Los niños pueden contraer el coronavirus y propagarlo como los adultos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El distanciamiento social es la mejor forma de prevenir la propagación del Covid-19. Pero si tu hijo va a estar en un cruce lleno de gente, o debe acompañarte a la tienda de comestibles, los CDC recomiendan que use un cubrebocas o una mascarilla, siempre que sea mayor de dos años.

Los niños más pequeños tienen un mayor riesgo de asfixia con máscaras y no deben usarla. Si tu hijo va a salir a la calle, así es como puedes protegerlo y ayudar a prevenir la propagación del coronavirus.

¿Mi hijo debería usar cubrebocas?

“Estamos llegando al punto en que queremos que todos usen cubrebocas cuando salgan, especialmente si van a estar en un entorno que no puede estar a más de seis pies de distancia de los demás”, dijo Roberto Posada, MD, pediatra médico de enfermedades infecciosas en Mount Sinai.

Eso se debe a que el Covid-19 se transmite principalmente a través de las gotitas respiratorias al toser o estornudar, o simplemente al hablar con alguien. Si tienes la boca y la nariz tapadas, podrías evitar que estas gotas caigan sobre otras personas, o que las gotas de otra persona entren en tu propia boca o nariz.

Los niños menores de dos años no deben usar cubrebocas porque existe un mayor riesgo de asfixia o estrangulamiento.

“Es más difícil respirar a través de un cubrebocas, especialmente para los pequeños que tienen pequeñas vías respiratorias”, dijo Judy Schaechter, MD, directora del Departamento de Pediatría del Sistema de Salud de la Universidad de Miami.

Si tu hijo tiene menos de dos años, hay pocas razones para acercarlo a otras personas y romper el distanciamiento social. De hecho, un estudio de 2,500 niños con Covid-19 encontró que los bebés tenían más probabilidades de ser hospitalizados que otros niños, probablemente porque su sistema inmunológico aún no está completamente desarrollado.

Sin embargo, si no puedes dejar a tu bebé en casa, Nationwide Children’s Hospital recomienda cubrir un portabebés, como un cochecito o un portabebés de mano, con una manta.

La manta puede brindar cierta protección contra posibles patógenos al tiempo que permite que el bebé respire cómodamente. Aún así, los padres que deben ir al público con sus hijos deben mantener sus viajes lo más cortos posible y mantener una distancia social de seis pies.

¿Qué tipo de máscarilla debe usar tu hijo?

Los CDC recomiendan cubrebocas de tela para niños mayores de dos años, que puedes hacer en casa, e incluso puede ser una actividad divertida para hacer con sus hijos.

Schaechter dijo que los respiradores N95 o las mascarillas quirúrgicas no son necesarios porque son suministros críticos que deben reservarse para los trabajadores de la salud. Posada también dijo que los N95 no son muy útiles porque están diseñados para adultos y no para niños.

Si bien existe cierta disputa entre los CDC y la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre si deberíamos usar cubrebocas, Posada aún recomienda hacerlo, siempre que sigas las mejores prácticas para el uso de cubrebocas.

“Idealmente, una máscarilla nueva cada día o cada vez que tienes que salir”, dijo Posada. “Si las personas usan cubrebocas de tela o pañuelos, lávalos todos los días, definitivamente si estás en un ambiente en el que estabas muy cerca de otras personas”.

Para animar a un niño a usar un cubrebocas, Posada señaló que los cuidadores pueden encontrar formas creativas de atraer a los niños.

“Conviértelo en un juego”, explicó. “O una especie de superhéroe. Eso podría ayudar”.

Solo asegúrate de que no genere una mayor probabilidad de contaminación. Como ocurre con los adultos, los niños se tocan la cara constantemente.

“Una mascarilla puede estimularlos a hacer eso aún más, lo que no proporcionaría protección, sino que podría aumentar el riesgo de introducir una infección en la nariz, la boca y los ojos”, dijo Schaechter.

En general, el lugar más seguro para todos, especialmente los niños pequeños, durante la pandemia es su propia casa, donde están socialmente distanciados y no necesitan un cubrebocas.

Fuente: Buiness Insider