Noticias

Metoprolol en pacientes críticamente enfermos con COVID-19

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Antecedentes

La enfermedad grave por coronavirus 2019 (COVID-19) puede progresar a un síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), que implica la infiltración alveolar por neutrófilos activados. Se ha demostrado que el betabloqueante metoprolol mejora la inflamación exacerbada en el contexto de un infarto de miocardio.

Objetivos

El propósito de este estudio fue evaluar los efectos del metoprolol sobre la inflamación alveolar y la función respiratoria en pacientes con SDRA asociado a COVID-19.

Métodos

Un total de 20 pacientes con COVID-19 con SDRA en ventilación mecánica invasiva fueron asignados al azar a metoprolol (15 mg diarios durante 3 días) o control (sin tratamiento).

Todos los pacientes se sometieron a lavado broncoalveolar (LBA) antes y después de metoprolol / control.

La seguridad de la administración de metoprolol se evaluó mediante monitorización hemodinámica y electrocardiográfica invasiva y ecocardiografía.

Resultados

La administración de metoprolol no tuvo efectos secundarios.

Al inicio del estudio, el contenido de neutrófilos en BAL no difirió entre los grupos. Por el contrario, los pacientes aleatorizados a metoprolol tenían significativamente menos neutrófilos en BAL el día 4 (mediana: 14,3 neutrófilos / µl [Q1, Q3: 4,63, 265 neutrófilos / µl] frente a mediana: 397 neutrófilos / µl [Q1, Q3: 222, 1346 neutrófilos / µl] en los grupos de metoprolol y control, respectivamente; P = 0,016).

El metoprolol también redujo el contenido de trampas extracelulares de neutrófilos y otros marcadores de inflamación pulmonar. La oxigenación (PaO2: FiO2) mejoró significativamente después de 3 días de tratamiento con metoprolol (mediana: 130 [Q1, Q3: 110, 162] frente a mediana: 267 [Q1, Q3: 199, 298] al inicio y al día 4, respectivamente; P = 0,003), mientras que se mantuvo sin cambios en los sujetos control.

Los pacientes tratados con metoprolol pasaron menos días con ventilación mecánica invasiva que los del grupo de control (15,5 ± 7,6 frente a 21,9 ± 12,6 días; p = 0,17).

Nuestros resultados muestran que la administración intravenosa de metoprolol a pacientes con SDRA grave asociado a COVID-19 es segura y anula la inflamación pulmonar exacerbada asociada con la enfermedad. La reducción de la inflamación pulmonar se asoció con una mejora significativa en la oxigenación y con una tendencia hacia menos días de ventilación mecánica y de ingreso en la UCI.

La reutilización de metoprolol para el tratamiento del SDRA asociado con COVID-19 es una intervención segura y barata que puede ayudar a aliviar la enorme carga personal y de atención médica asociada con la pandemia.

Perspectivas

En pacientes críticamente enfermos con COVID-19 que reciben soporte ventilatorio mecánico, la administración intravenosa de metoprolol al ingresar a la UCI es segura y mejora la función pulmonar y el resultado clínico.

Se necesitan estudios futuros con tamaños de muestra más grandes para confirmar el beneficio del metoprolol en pacientes críticamente enfermos con COVID-19 y potencialmente otras etiologías inflamatorias del SDRA.

Conclusiones

En este ensayo piloto, la administración intravenosa de metoprolol a pacientes con SDRA asociado a COVID-19 fue segura, redujo la inflamación pulmonar exacerbada y mejoró la oxigenación.

La reutilización de metoprolol para el SDRA asociado con COVID-19 parece ser una estrategia segura y económica que puede aliviar la carga de la pandemia de COVID-19.

 

Fuente: Intramed.net

Acerca del Autor

novemadmin

Agregar Comentario

Clic aquí para dejar un comentario