Noticias

Investigación inicial prueba la reutilización de la mascarilla N95 para el COVID-19

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Los trabajadores de la salud usan mascarillas N95 para mantenerse seguros al cuidar a personas con enfermedades infecciosas como el COVID-19.

Estas mascarillas fueron diseñadas para un solo uso. Pero los resultados de los estudios iniciales de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) indican que las mascarillas se pueden descontaminar y reutilizar potencialmente hasta tres veces.

“Para probar la seguridad de las mascarillas, los investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas primero las expusieron al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, y luego a varios tratamientos de limpieza”.

El estudio fue dirigido por investigadores de los Laboratorios de las Montañas Rocosas de los NIH en Montana, que son parte del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés). Para probar la seguridad de las mascarillas, los investigadores del NIAID primero las expusieron al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, y luego a varios tratamientos, entre ellos, luz ultravioleta, un aerosol de alcohol, calor seco y peróxido de hidrógeno vaporizado. Descontaminaron cada mascarilla tres veces.

Trabajadores voluntarios del laboratorio analizaron por separado mascarillas no expuestas al virus pero descontaminadas mediante los cuatro tratamientos. Los trabajadores usaron las mascarillas durante dos horas para verificar que se seguían ajustando bien al rostro después de la descontaminación.

Todos los tratamientos eliminaron el virus de las mascarillas, pero algunos fueron mejores que otros.

El estudio descubrió que el tratamiento con peróxido de hidrógeno era el más eficaz y que podía eliminar el virus del tejido de la mascarilla después de 10 minutos de tratamiento. Las mascarillas tratadas con peróxido de hidrógeno también se ajustan al rostro y lo sellan adecuadamente, lo que sugiere que se podrían reutilizar hasta tres veces. Tanto las mascarillas tratadas con rayos ultravioleta como con calor mostraron problemas de ajuste y sellado después de tres tratamientos. Esto sugiere que las mascarillas tratadas con estos métodos se podrían reutilizar dos veces.

A diferencia de los otros métodos, el spray de alcohol dañó el ajuste y el sellado de la máscara después de sólo dos limpiezas. Por eso, los investigadores no recomiendan usarlo para las mascarillas N95. También instan a los trabajadores de la salud que descontaminan las mascarillas N95 a comprobar el ajuste y el sellado antes de cada uso nuevo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dicen que el público general no debe usar mascarillas N95 porque son suministros críticos que se deben reservar para los trabajadores de la salud. Sin embargo, recomiendan el uso de cubiertas de tela para la cara para prevenir la propagación de COVID-19. Para limpiar las cubiertas de tela, lávelas a máquina y séquelas con regularidad.

 

Fuente: Medlineplus

Acerca del Autor

novemadmin

Agregar Comentario

Clic aquí para dejar un comentario