Noticias

Inmunidad contra la Covid-19 en supervivientes podría durar toda la vida

Tiempo de Lectura: 2 minutos

El avance de la Covid-19 se mantiene y ha provocado que algunos consideren al 2020 como un año perdido. Hasta el momento ya son más de 34 millones de personas infectadas, aunque los daños a nivel económico van a permanecer durante un largo período de tiempo. En el caso de México se tiene un registro de más de un millón de empleos formales perdidos. Mientras que sectores como el turismo y entretenimiento enfrentan una severa crisis debido a las restricciones que permanecen en la mayoría de países.

Por otra parte, también se encuentran en desarrollo múltiples proyectos para conseguir una vacuna contra la enfermedad. De momento son nueve los laboratorios que tienen prometedores trabajos que se encuentran en fase 3 de ensayos clínicos. Mientras que existen varias decenas más con avances que podrían concretarse durante los siguientes meses.

De igual forma, se llevan a cabo investigaciones para lograr comprender más sobre esta nueva enfermedad. Uno de los más recientes fue realizado por personal del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez” e identificó que existen secuelas que se pueden presentar a largo plazo en pacientes ya egresados del hospital.

¿Protección de por vida en pacientes recuperados?

A su vez, ahora se ha dado a conocer otro trabajo que expone otro punto de vista de la enfermedad. En este caso, fue realizado por la Universidad de Rochester y muestra la presunta inmunidad contra la Covid-19 que desarrollan quienes se infectan y se recuperan.

La mayor aportación que hace el estudio es acerca de la duración de la inmunidad. Lo que se menciona es que duraría durante un largo período de tiempo e inclusive podría ser de por vida. Todo parte del hecho de que el virus SARS-CoV-2 induce a las células B de memoria para crear anticuerpos.

En ese sentido, trabajos previos han mostrado que las células B de memoria pueden sobrevivir durante décadas. Con esto en mente, la protección a los supervivientes estaría garantizada. Pese a lo anterior, todavía se requiere de más investigaciones para confirmar que realmente sea así.

En este caso, el descubrimiento se basa en el análisis de muestras de sangre de 26 personas en recuperación de la Covid-19 y 21 donantes sanos cuyas muestras se recogieron hace diez años, mucho antes de que pudieran haber estado expuestos a esta enfermedad. Los autores del estudio midieron los niveles de células B de memoria y anticuerpos que se dirigen a partes específicas de la proteína Spike, que existe en todos los coronavirus y es crucial para ayudar a los virus a infectar las células.

Como resultado se obtuvo que la proteína Spike actúa un poco diferente en cada coronavirus, pero uno de sus componentes, la subunidad S2, se mantiene prácticamente igual en todos. Al menos el estudio encontró que eso era cierto para los betacoronavirus, una subclase que incluye dos virus causantes de resfriados, así como el SARS, MERS y SARS-CoV-2.

De momento, todavía es muy pronto para hacer una conclusión definitiva pero podría ser el inicio de una prominente investigación. De comprobarse significaría una indispensable aportación en la lucha contra la Covid-19.

Fuente: Saludiario